Tablillas de médico que albergan dos preciosos dibujos de cada cuerpo, a su lado acciones que deseas te regalen sobre el tuyo, como caricias, besos, bocados…con el tiempo acabas descubriendo la del otro, pero entrar en la habitación para curar dolencias, bien merece una chuleta.

* ilustrados por Maya Pixelskaya

 
 
DSC07645.JPG
Susurros en la clavicula
— Sensación Nº 2